NUEVA EDICION DE HUYE HOMBRE HUYE, PRÓLOGO POR MARCELO VILLAROEL

Era hermoso ayudar a un hombre prisionero a evadirse;ello o evadirse uno mismo constituía la experiencia mayor que un hombre libertario podía experimentar. No era honesto dejar a un amigo pudrirse en una mazmorra, sometido y coaccionado a un tratamiento miserable.

DESCARGAR AQUÍ

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.